Viendo 4 entradas - de la 1 a la 4 (de un total de 4)
  • Autor
    Entradas
  • #7407
    alcasa
    • Participante

    Aprovechar capacidad interior frigorífico Waeco 65 l. con cajas de ordenación

    Brico nº 175

    Del interior del frigorífico se puede obtener más o menos rendimiento de su espacio según cómo lo ordenemos, vamos que nos pueden caber muchos alimentos si los ponemos bien ordenados o pocos si los ponemos de cualquier manera.

    Para mantener un cierto orden, teniendo en cuenta que la furgo se mueve, conviene poner los alimentos en cajones, que a la vez que optimizamos espacio, nos permite sacar el cajón entero y con él fuera del frigorífico, con su puerta cerrada, escoger lo que necesitamos, o añadir lo que acabamos de comprar, volviéndolo a introducir sin apenas perder frío.

    Hace años llevaba los alimentos en el interior de mi frigorífico Waeco de 65 litros de esta forma que no aprovechaba nada su gran espacio.

    Foto nº 01

    Por ello que me embarqué en dos proyectos de construcción de cajones a la medida de su interior con más o menos éxito, si le dais una hojeada, comprenderéis mejor los motivos del resto del brico:


    Brico nº 55:
    Cajón a medida en metacrilato transparente para interior del frigorífico


    Brico nº 98:
    Caja en PVC para latas cerveza/refresco en el interior del frigorífico

    Pero estas cajas tienen un gran defecto, no contienen ranuras por las que pueda circular el aire frío que proviene de la parte del congelador que está en la parte superior.

    Podría haberme dedicado a taladrar estas cajas, pero ello hubiera representado hacerles cientos de agujeros, vamos una gran faena, así que por curiosidad y de manera escéptica, se me ocurrió mirar por la red, por si alguien fabricaba cajas para frigorífico con las medidas que entrasen bastante ajustadas al interior de mi frigorífico y además fuesen transparentes, resistentes y ranuradas o perforadas.

    Y tuve suerte, resultó ser que sí, que las fabrican y que coinciden con las medidas interiores de mi Waeco de 65 litros.

    Estos dos modelos coinciden en los 28 Cm de profundidad del frigorífico, sumando la anchura de ambos, sólo sobran unos 3 Cm de holgura necesaria para sacarlos individualmente, al ir tan justos tuve que ponerles una anilla con cinta de velcro entre sus ranuras para poner el dedo y poderlos sacar, pues en altura van tan justos que no cabe ni un dedo.

    Foto nº 02 

    Foto nº 03 

    Necesitaba  4 cajones, dos para la parte baja y dos para la parte alta sobre el estante de rejilla, dos de la medida grande y dos de la medida pequeña.

    No tuve tanta suerte al momento de comprarlos, resultó ser que de estas medidas sólo se venden en grupos de 4 cajones de medidas iguales, por lo que tuve que hacer dos pedidos comprando 8 unidades, (4 de grandes y 4 de los pequeños) por lo que me sobraron 4, ya veremos si los guardo por si en el futuro se rompe alguno o los pongo a la venta.

    Son de la marca Mdesign, compradas aquí:

    https://www.amazon.es/dp/B07PJ21B2X/?coliid=I2L254DRV2AJ3L&colid=1PN3GV9UZMJNP&psc=1&ref_=lv_ov_lig_dp_it

    Foto nº 04 

    La caja grande cabe perfectamente en la parte inferior, pero la superior,  sobre la rejilla, al entrarla hasta el fondo, sorpresa!!,  resulta que en el fondo del frigorífico hay el regulador de potencia de frío que impide que el cajón llegue hasta el fondo.

    Como antes de comprar estos cajones  miré los comentarios negativos de quienes los habían comprado, más de uno para limpiarlos se le ocurrió ponerlo en el lavavajillas, saliendo deformados y arrugados debido al calor del agua caliente, por lo que siendo para frigorífico, soportan bien el frío pero no el calor, esto para mí, no es un defecto si no una ventaja.

    Foto nº 05 

    Aplicando aire caliente a su pared del fondo, podría modificarla para adaptarla a la forma que tiene la pared del fondo del frigorífico con el saliente del regulador de potencia.

    Tomando unos tacos de madera de unas medidas similares al bulto que hace el saliente del fondo, y aplicando calor con el decapador térmico en esa pared, la desplacé hacia su interior para dejar hueco y salvar ese saliente, no es faena complicada si se tiene un mínimo de práctica termoformando PVC.

    Foto nº 06

    Puede quedar más o menos bonito, pero mejor esa deformación que no hacerle un corte, pues con ello consigo mejor aprovechamiento del espacio.

    Este plástico se ablanda fácilmente aplicando poco calor, no hace falta insistir demasiado enfocando calor en una misma zona, pues se puede volver demasiado blando y perder su transparencia volviéndose blanco opaco traslúcido, un simple secador de pelo con aire caliente, es suficiente para ablandarlo y darle la forma necesaria para esquivar ese escollo del fondo.

    Foto nº 07

    Foto nº 08

    Aquí las dos muescas de los dos cajones modificados, de este modo entran en el estante superior hasta el fondo con la  holgura suficiente y se pueden llenar hasta el borde de los alimentos que en ellos puedan caber, aprovechando todo el espacio disponible.

    Foto nº 09

    El momento crucial de la prueba,  a ver si caben o hay que modificar algo más.

    Foto nº 10 

    Acertado, modificación con éxito, llegan a entrar igual que los cajones de abajo, quedando justo al ras de donde entra el botellero de la puerta.

    Foto nº 11 

    Foto nº 12 

    Como asa para sacarlos, he puesto una anilla de velcro de doble cara entre las 4 ranuras centrales de cada cajón, con ellos es muy fácil sacarlos del frigorífico, aún con el peso de los alimentos de su interior.

    Foto nº 13 

    Foto nº 14 

    Foto nº 15 

    El cajón pequeño de la parte inferior derecha, lo voy a destinar para contener latas de refresco y cerveza, por lo que al igual que en mi brico nº 98, le instalaré 3 topes con listones que eviten su movimiento cuando sólo contenga 3 latas o menos, es muy molesto oír el ruido de los golpes que se dan entre sí las latas sueltas mientras se circula.

    Foto nº 16

    En el fondo de este cajón, casi caben 4 latas de refresco, con este casi, era cuestión de poner dentro del cajón 4 latas y calentar la pared del fondo para alargarla cosa de 1 Cm., operación muy sencilla, podéis apreciar el detalle de ese alargamiento marcado en el círculo.

    Foto nº 17 

    En este cajón, caben 11 latas sin moverse mientras se circula, tanto si contiene las once como si sólo contiene una lata.

    Foto nº 18

    Tras utilizar estos cajones en diversas salidas, detecté un punto a mejorar del cajón que he destinado para las latas de bebidas;

    las latas hacen ruido cuando el cajón contiene 8 latas, ni 7 ni 9 hacen ruido, sólo lo hacen cuando hay  8, con las otras cantidades no se mueven ni hacen ruido.

    Resulta que cuando habían 8 latas en su interior, las 4 de la fila superior,  tenían una holgura con las paredes del cajón de cosa de 12 mm., que al circular en curvas, ocasionaba que se oyese un  molesto “clonck” .

    Así que buscando cómo eliminar esa holgura, vi que en la hilera de latas superior, frente a la parte central de la lata que tenía  holgura con la pared del fondo,  habían  4 ranuras y entre ellas 3 tiras que se podían doblar con calor hacia el interior eliminando esta holgura.

    Pero sólo se debían doblar estas 3 tiras, por lo que debía de proteger del doblado al resto de la caja, con unos listones de madera estratégicamente colocados donde no debía doblar, le apliqué calor, muy despacio, procurando calentar lo mínimo estas 3 tiras.

    Foto nº 19 

    Y cuando estuvieron calientes y blandas, con un listoncillo de madera cortado a la medida de las 3 tiras, presioné hacia el interior haciendo tope con la misma lata, esperando cosa de un minuto a que se enfriase con la forma modificada.

    Foto nº 20 

    Y así quedaron estas 3 tiras embutidas hacia el interior del cajón eliminando la holgura que había.

    Foto nº 21 

    Foto nº 22 

    Foto nº 23 

    Con esta pequeña modificación, tema resuelto, lástima de no haber aplicado esta técnica en el fondo del cajón en vez de añadir los 3 listones de pvc para evitar el movimiento de menos de 4 latas en el fondo

    Al momento de salir unos días con la furgo, es muy cómodo haber hecho la compra anteriormente y teniendo las cajas vacías en casa, cargarlas de manera estratégica rellenando huecos, con la ventaja de que al llenar las 4 cajas a tope, al llegar a la furgo para introducirlas, no sobran alimentos por no caber ni hay espacio para poner más.

    Seguro que os habrá pasado más de una vez,  llevar los alimentos desde el frigorífico de casa a la furgo y al momento de introducirlos, o bien sobra espacio y hay que volver a casa a por más, o no caben todos y hay que volver a casa para retornarlos, pues con estas cajas se acabó este inconveniente.

    Foto nº 24 

    Tal como llego a la furgo con estas cajas llenas de alimentos en el carrito de la compra, el introducirlos en el frigorífico es un instante, acto seguido lo pongo en marcha con su termostato en posición media, el compresor se pone a trabajar tardando menos tiempo en enfriarse, pues al introducir los alimentos ya fríos, se desplaza fuera casi todo el aire que estaba dentro que no estaba frío, con el consiguiente ahorro de energía de las baterías secundarias.

    Foto nº 25

    El cajón grande de la parte superior, al estar doblada su pared del fondo, se aprovecha muy bien su capacidad, cosa que si en vez de doblar esa pared, la hubiese recortado, no sería lo mismo al no saber dónde está el límite de capacidad.

    Foto nº 26 

    Aquí podéis ver en detalle lo bien que se aprovecha el espacio dentro del pequeño frigorífico, estas cajas son de la medida necesaria, con su holgura para facilitar el poner y extraerlas, evitando con ello los fatídicos segundos con la puerta abierta mientras hurgamos buscando ese alimento que estaba por allí, pero ahora no lo encuentro…., y mientras tanto se va escapando ese frío que luego habrá que recuperar con el consiguiente consumo de energía.

    Foto nº 27 

    Foto nº 28 

    Con estas cajas, he pasado un verano (vacaciones incluidas) con grandes ventajas que antes no teníamos por no llevar estas prácticas cajas.

    Otro tema es el cómo aprovechamos el espacio dentro del congelador;

    En casa cuando cocinamos según qué platos, lo hacemos en cantidad de más para que sobre, para después congelar y guardar.

    Hace tiempo tras buscar de comercio en comercio, encontré unos tapers cuyas medidas encajaban justas en el congelador de la furgo; entran justo de profundidad, y de anchura juntando 3 de ellas suma el ancho justo del congelador.

    La comida recién cocinada que hemos hecho de más, la ponemos en estos tapers a razón de 2 raciones copiosas por taper (somos dos personas cuando viajamos) cuando ya está fría, le ponemos la tapa y al congelador. 

    Al día siguiente, cuando ya está bien congelado a -22º C. sobre el mármol de la cocina extendemos el rollo de film transparente y sobre él desmoldamos del taper el bloque de comida congelada, envolviéndolo en ese film asegurando su extremo con cinta adhesiva, además de pegarle una etiqueta con su contenido y fecha, ese bloque, junto con otros, siempre tenemos varios guardados en el congelador de casa, ocupando muy poco espacio gracias a haberlos sacado del taper y envueltos en film transparente se ahorra mucho espacio y volvemos a tener esos tapers vacíos disponibles para congelar más bloques, incluso a veces compramos comida ya cocinada que sacamos de su envase original trasladándolo a esos taper y tras recortar el nombre de su contenido, lo pegamos en un lateral del bloque ya congelado, desmoldado y también envuelto en film.

    Solemos tener uno de los cajones del congelador de casa lleno de bloques de comida cocinada congelada, lo que nos permite disponer de ella en cualquier momento con un descongelado o bien lento o bien acelerado con calor.

    Un par de imágenes del congelador de la furgo con esos bloques, en el momento de la foto contenía 6 bloques por que ya nos habíamos comido 3, pues al principio del viaje, pusimos 9 de esos bloques cocinados en casa, salimos con un total de 18 raciones de comida congelada

    Foto nº 29 

    y en esta otra imagen, sólo uno de esos bloques cocinados en casa (abajo a la izquierda) y 9 bloques de raciones individuales de comida cocinada comprada en Bonàrea.

    Foto nº 30 

    este es un sistema que nos permite en un momento dado, desenvolver un bloque del film, ponerlo en la cacerola y a fuego lento en cosa de 20 minutos, listo para comer calentito, o si no tenemos prisa y lo planificamos por la mañana, desenvolvemos el bloque, lo ponemos dentro de la cacerola con tapa y lo dejamos dentro de la fregadera hasta la hora de comer, que ya está casi descongelado y en pocos minutos al fuego ya está caliente listo para comer.

    Terminando con mi habitual frase:
    Colorín colorado, este brico se ha acabado

    Si sólo has visionado las 30 fotos de este brico sin leer el texto, este párrafo tampoco lo verás, pero si lo has leído y has llegado hasta aquí, agradecería cualquier respuesta de tu opinión, sea cual fuese, muchas gracias.

    #95321
    quatrel
    • Participante

    Como siempre nos tienes acostumbrados un brico impecable Albert! .ereselmejor
    Peeero…
    Estos contenedores con rajas tienen como dices, tienen la ventaja que permiten que el aire frio pase y vaya hacia abajo y se repartan mejor las friorias, pero las neveras de puerta vertical tienen el gran defecto que cada vez que las abrimos, el aire frio que contienen se desploma y és sustituido por aire caliente que entra de fuera, con la consecuente caida de rendimiento.
    Esto en verano es muy acusado, sobretodo si llevas la nevera abarrotada, quieres coger un alimento que está debajo de otro que se cae, y al volver a ponerlo se cae otro etc, y mientras tienes la puerta abierta perdiendo todo el frio. Esta situación seguro que os suena, a mí me ponia de los nervios!

    Por eso lo de los contenedores lo encuentro muy útil si son cerrados sin rajas o agujeros porque para coger algo puedes sacar el cajón, rapidamente cerrar la nevera, sacar lo que quieres, (normalmente una cerveza) y volver a meterlo sin que se esparrame el aire frio por el suelo de la furgo.
    Yo creo que con unos contenedores con paredes y fondo cerrados mantendrias la nevera más fria. Quizas con una de compresor buena no se nota mucho, pero la mia trivalente en verano va un poco apurada y con este truco ha mejorado mucho. .brinda
     

    #95322
    alcasa
    • Participante
    • Participante

    Este verano, con estos cajones he conseguido mantener la puerta abierta solo 3 segundos, mientras sacaba o introducía el cajón, era sacarlo, escoger lo que becesitsba y volver a ponerlo dentro la nevera, con esto y el brico n° 176 de la rejilla, ha sido como cambiar la nevera por otra de doble potencia

    #95752
    alcasa
    • Participante
    • Participante

    error

    • Esta respuesta fue modificada hace 3 meses, 3 semanas por alcasa.
Viendo 4 entradas - de la 1 a la 4 (de un total de 4)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.